Saltear al contenido principal
Programas Tóxicos Que Amenazan La Supervivencia Del Clan

Programas tóxicos que amenazan la supervivencia del clan

Nuestro cerebro está constituido por programas. Sin ellos no podemos (sobre) vivir. Los programas son conjuntos de creencias que han tomado vida propia. Muchos nos manejan sin que nos demos cuenta (inconscientemente) y otros logramos tenerlos bajo control y re programarlos cuando así lo consideramos. El reprogramar un programa es un buen hábito, pero para eso se necesita práctica y carecer de programas tóxicos que impidan dicho reset.

Lo primero es detectar el programa tóxico, que es aquel que amenaza la supervivencia. Es decir, todo patrón de comportamiento enquistado que impide el desarrollo normal en un ámbito o todos de tu vida. Los programas asociados a:

fobias

suicidios

enfermedades consideradas graves, cuya creencia es la de que finalmente la muerte sobrevendrá

programa de no hijos, es decir la idea de no procrear o no poder hacerlo

ciclos biológicos reiterativos relacionados a muertes a determinada edad en la familia, enfermedades terminales identicas que se reiteran de generación en generación en un clan, accidentes de varios miembros de la familia a una misma edad, etc.

Estos programas, si se continúa dentro de su bucle, nos enfrentarán sí o sí a la extinción. Ninguno de ellos se gesta en una sola generación, es decir, que si un miembro de la familia se ha suicidado, significa que generaciones arriba también existió este patrón tóxico de interferencia, y así con todos los programas nocivos.

Cuando se detecta un programa tóxico hay que eliminarlo. Lo que primero necesita el cerebro es hacerse consciente del para qué del programa. Para qué motivo ha acompañado a la familia o a la persona que lo sufre. Qué ha querido mostrar.

Una persona se enferma inconscientemente (si no, no se enfermaría), pero se sana conscientemente. Por eso, para sanar, en mi caso utilizo la materialización del patrón de interferencia porque el cerebro necesita ver fuera lo que se ha originado dentro y poder así sanarlo con conciencia. Casi nunca lo que imaginamos es realmente lo que existe cuando nos enfrentamos a esa ilusión y por eso, este método funciona.

Apunta todos tus programas tóxicos. Todas esas creencias que se relacionan con los problemas actuales que tienes ahora. No tengas dudas que los conflictos siempre están asociados a creencias. Si tienes problemas de salud, ¿qué creencia tienes de la enfermedad?, si tienes problemas de dinero, ¿qué experiencias has tenido en tu familia o cuáles eran las frases relacionadas a esta energía?. Si tienes problemas de pareja, ¿cómo se hablaba de los hombres/mujeres en tu clan o qué experiencias de infidelidad o abusos hay o hubo? y así con todo. Todos los bloqueos están relacionados a programas instaurados que  los fortalecen. La idea es ir debilitÁndolos con creencias opuestas que podamos llevar a la práctica.

La sanación ancestral y la reprogramación de la toxicidad son imprescindibles si quieres solamente cargar con tu propia mochila de responsabilidades y para eso primero, debes saber quién no eres dentro de la familia que te ha tocado. Cuando descubres quién no eres, recuperas tu identidad y comienzas a vivir desde ella y desde tus programaciones saludables, que no sólo te benefician a ti, sino que estarás reprogramando  7 generaciones delante y 7 generaciones detrás

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba